Probióticos: Alimentos fermentados

¿Sabías que la digestión es la base de una vida saludable y de ella se deriva nuestra salud física e incluso nuestra salud mental? Muchas enfermedades se han asociado con el deterioro de la microbiota intestinal y su desequilibrio (disbiosis). Uno de los roles principales de los probióticos es restablecer el equilibrio en la flora intestinal, lo que se traduce en:

  • Mejor digestión de los alimentos.
  • Menos gases, acidez y digestión pesada.
  • Sistema inmune más fuerte.
  • Menos inflamación.
  • Reduce el estreñimiento.
  • Menos alergias alimentarias.
  • Prevención de enfermedades digestivas y cáncer de colon.
  • Protege tu salud cardiovascular.
  • Mejor ánimo, humor y en definitiva nos sentimos más felices.
  • Bienestar general.

El intestino humano es un enorme ecosistema complejo donde la microbiota, los nutrientes y las células huésped interactúan ampliamente, en nuestro intestino habitan diversas comunidades bacterianas que componen la microbiota intestinal tienen muchas funciones, incluidas funciones metabólicas, de efecto barrera y tróficas.

El microbiólogo y Nobel de Medicina Elie Metchnikoff dijo que la mayoría de las enfermedades comienzan en el tracto digestivo. Según este científico, esto sucede cuando las bacterias “buenas” son incapaces de controlar las “malas”. Aquí entran en juego las bacterias buenas: los probióticos.

Qué son los probióticos? La importancia de tomarlos

Pero, ¿qué son los probióticos?

Los probióticos son microbios beneficiosos que confieren diversos beneficios para nuestra salud. Poseen metabolitos vitales con propiedades nutricionales y terapéuticas que brindan innumerables beneficios. Probiótico es una palabra derivada del latín que significa 'para la vida'. Hermoso, ¿no?

Los probióticos contienen microorganismos, la mayoría de los cuales son bacterias similares a las bacterias beneficiosas que se encuentran naturalmente en el intestino humano.

Se ha demostrado que los probióticos son efectivos en diversas afecciones clínicas, desde:

  • Diarrea infantil.
  • Enterocolitis necrosante.
  • Diarrea asociada a antibióticos.
  • Colitis recurrente por Clostridium difficile.
  • Infecciones por Helicobacter pylori.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal hasta cáncer.
  • Infección urogenital femenina.
  • Infecciones quirúrgicas.
  • Fatiga, migraña, cambios de temperamento.
  • Condiciones del sistema digestivo en general.

Pero no termina ahí, sus beneficios van incluso hasta nuestro estado de ánimo y humor. Sí, de hecho en un estudio publicado en PubMed se están evaluando los efectos de los probióticos –llamados psicobióticos– y su efecto en la ansiedad, la depresión, las funciones cognitivas y las respuestas al estrés y los comportamientos. 

El 50% de la dopamina y el 95% de la serotonina que producimos se origina en el intestino. Estas sustancias se relacionan con la felicidad y el buen humor y son indicadores de mejora en la depresión y la ansiedad.

The Gut-Brain Connection

Cómo hacer probióticos en casa

Mi manera preferida de consumir los probióticos es a través de los vegetales fermentados. Ya que además de ser fáciles de hacer y deliciosos, se sabe que en el proceso de fermentación se produce un aumento considerable de los nutrientes que hay en los alimentos, ya que están llenos de enzimas, vitaminas, minerales y promueven la alcalinidad de la sangre. Es decir, estamos multiplicando los beneficios que nos aportan los alimentos.

En mi Instagram @jessicawellness he creado múltiples recetas de probióticos utilizando diferentes vegetales, te invito a que los veas haciendo clic aquí: Reels de Probióticos.

Procedimiento

El proceso de fermentación para los vegetales es el mismo para todos:

  1. Rebana o pica el vegetal.
  2. Prepara una solución salina de una taza de agua y una cucharada de sal marina sin refinar. (Recuerda: 1 cucharada de sal marina por cada taza de agua).
  3. En un frasco de vidrio previamente esterilizado coloca hojas de laurel, el vegetal a fermentar previamente picado, rellena con la solución salina (no importa que sobre agua) empuja bien el vegetal hacia abajo, compactándolo y sacando todo el aire y llena con la solución salina hasta el tope, luego coloca una hoja completa de repollo o lechuga a modo de para sello. Es importante que quede todo bajo el agua.
  4. Tapamos y colocamos en un lugar oscuro de la cocina y deja por 10 días.
  5. Debes revisarlo, abrir un poco para que bote la presión y colocarlo dentro de otro envase más grande para que caigan los fluidos que se producirán por la fermentación.
  6. Retirar y botar la hoja de lechuga –o repollo– pasados los 10 días y empezar a consumir.
  7. Conservar en la nevera los vegetales en su agua. No debes botar el agua.

¿Cómo consumirlos?

Come una cucharada del vegetal con cada una de tus comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) o las comidas que tú hagas. Todos los días.

También puedes tomarte lo que llamo un "chupito de probióticos" tomando 10 ml. del jugo de tus probióticos con tu comida. Puedes ver más información aquí: Chupito de Probióticos.

¿La sal de los probióticos sube tu tensión?

Muchas dudas se presentan al momento de ver las recetas de probióticos que les he compartido, especialmente sobre la sal, me preguntan si esa sal no les va a subir la tensión? Y yo les digo: la sal no sube la tensión y mucho menos la sal marina o del Himalaya (las que recomiendo para su preparación).

Lo que sí sube tu tensión son los malos hábitos de vida en general como el sedentarismo, una dieta de mala calidad y pobre en nutrientes y el exceso de azúcar. Eso sí sube tu tensión y sobretodo van socavando tu salud de a poco. El cuerpo sabe qué hacer con el exceso de sal, pero no sabe qué hacer con el exceso de azúcar.

Así que atrévete a comer probióticos y empieza a mejorar tu salud en general. Cuidar nuestra salud de manera paulatina incluyendo a nuestro día a día hábitos que nos beneficien es muy importante, en mi próximo post te dejaré una manera muy fácil y práctica además de deliciosa de preparar estos vegetales fermentados en casa. 

Reset completo de tu sistema digestivo

Si deseas hacer una desintoxicación y limpiar tu sistema digestivo, te pongo a la orden mi Plan Detox de 28 días, es un plan diseñado para resetear tu sistema digestivo y por ende, todos los sistemas de tu cuerpo en 28 días. Recibirás un plan digital donde encontrarás cada una de tus comidas durante 4 semanas, además tendrás acompañamiento directo conmigo y mi equipo a través de WhatsApp.

Los beneficios que tendrás:

  • Le vamos a dar un reseteo a la acidez estomacal.
  • Equilibraremos pH.
  • Limpiaremos el hígado, el cual puede tener en su interior cristales formados de bilis vieja que se va cristalizando y formando piedras (así no sean observables).
  • Limpiaremos el colon y si existen filtraciones las cerraremos. Los alimentos por sí solos no causan alergias, el problema es la permeabilidad presente en el intestino.
  • Limpiaremos metales pesados.
  • Sacaremos parásitos. Así no lo sepas puedes llevar parásitos, ellos son mucho más comunes de lo que crees, y muy, muy perjudiciales para tu salud.

¿Tienes dudas? Contáctanos al WhatsApp +1 (786) 669-9045 y te ofreceremos una atención personalizada. Haz click aquí para enviarnos un mensaje.

The Sirena Button for your business · Sirena

1 comment

Muy oportuno su aporte, jovial su redacción, invita a qué los paciente vean una alternativa de alimentación más no de solo comer.
Gracias por brindarles una oportunidad más, segura y sana.

Carlos May 14, 2022

Leave a comment